viernes, 6 de mayo de 2011

Ni siquiera las estrellas brillan hoy

Ni siquiera las estrellas brillan hoy. Miro el mapa del cosmos y no hay puntos resplandecientes o cuerpos incandescentes que me guíen, ni mucho menos está ella. La visibilidad del cielo estrellado está impedida por una densa capa de neblina, una cortina de sufrimiento que no me permite escapar de este planeta. No puedo transportarme a ese lugar al que tanto me gusta acudir y recibir de sus melosos labios, sus besos. Mis dedos se ven sin sentido al no poder rastrillar su pelo y la ausencia de la seda de su cabello me atormenta, me golpea y me flagela [...]